jueves, 6 de diciembre de 2012

Opinión

Tribuna Pública

Francisco Javier Copeño Castro

“La obra en la Nave de Ropa del Mercado Municipal “Gral. Adrián Castrejón” está a un 65 por ciento más o menos y no al 80 por ciento como lo publicitó el líder transportista que no de locatarios, Ricardo Hernández Figueroa, porque ese señor ya no tiene intereses en nuestra nave y al parecer existe una estimación de que quede terminada a finales de enero”.  En ese sentido se pronunció el comerciante abarrotero Omar Colis Cantú Dirigente del Consejo Directivo de Mercados A.C., en dicho centro de abastos, quien además agregó que “Ricardo Hernández Figueroa es un mentiroso al hacer declaraciones sin sentido, porque no tiene nada que ver con los comerciantes de ropa y calzado que están sobre la calle de Galeana”. También mencionó que es mentira que le haya mostrado gráficas de la nave al gobernador en su reciente visita a Iguala, porque todo mundo vio que ni siquiera lo dejaron acercársele. Lo cierto es que hasta a los ingenieros de la obra les molestó que este señor ande haciendo declaraciones irresponsables, porque decir que los trabajos están al 80 por ciento es una mentira, puesto que todavía falta un buen. También mencionó que las declaraciones del alcalde José Luis Abarca Velázquez en el sentido de felicitarlos por unirse en un bien común como dirigentes lo toman con agrado, pero que en el asunto del pago de pisaje, todavía no hay nada concreto en el precio, aclarando que nunca han dicho que no quieran pagar, en lo que no están de acuerdo es en el sentido de que les quieren incrementar los  costos y eso si no se puede permitir, sobre todo por la gran crisis que se atraviesa en el mercado municipal. Eso quiere decir que no existe acuerdo aún en el pago de pisaje y no que ya aceptaron hacer ese pago por las acciones que el gobierno municipal está llevando a cabo en dicho centro de abasto, como salió publicado en una nota periodística. En fin, lo que si es cierto es que aunque se tarden un poco más en la obra del mercado, ésta quedará bien. ¡Salud!