viernes, 7 de diciembre de 2012

ESTADO/REGIONALES


MONO BLANCO MUESTRA SUS COPLAS Y BAILE DE SU SON JAROCHO EN FERIA DE LA PLATA 

El público de Taxco pudo disfrutar por más de dos horas de uno de las agrupaciones más representativas del folklore mexicano a través de los sones veracruzanos, el grupo Mono Blanco, que con coplas y compases de arpa transportaron a todos los presentes a la tradición jarocha en la 75 edición de la Feria de la Plata.
Con su acento veracruzano, el líder de la agrupación Gilberto Gutiérrez Silva explicó que los sones veracruzanos son parecidos a los guerrerenses; su forma de describir los lugares, la gente, las anécdotas y personajes son parte de ésta tradición musical que es acompañada principalmente por el arpa. En un tono franco y jovial, que fue bien recibido por el público, el músico contó entre cada canción algunas anécdotas e historias de su tierra y el público aplaudió fuertemente algunos sones como como El chuchumbe, El Siquisiri y El Colas.
Este viernes por la mañana, el cronista de Taxco, Javier Ruiz Ocampo, quien se ha dedicado años a la investigación de la historia, las costumbres y las tradiciones de México, dictó la conferencia sobre la *Historia de la Platería en Taxco* desde la época prehispánica y novohispana hasta nuestros días.
En el Centro Joyero AC, sede de la conferencia, el público en general pudo conocer de forma breve, algunos datos pocos conocidos sobre Taxco y los personajes representativos que le han dado fama mundial como Don Juan Ruiz de Alarcón, Don José De la Borda y William Spratling. Javier Ruiz habló sobre la Custodia de la Borda, que José de la Borda vendió al atravesar por una crisis económica al agotarse la mina que explotaba; solicitó préstamos a la misma cofradía de Santa Prisca que, sorprendentemente, le fueron negados, por lo que recurrió a la venta de la custodia sobre la que, en forma previsora, mantenía los derechos de posesión. La joya era de oro puro, adornada con diamantes rosas brillantes de distintas clases, esmeraldas, rubíes, zafiros, amatistas y jacintos, incrustados entre cientos de turquesas. Fue adquirida por la Catedral Metropolitana.
Habló también de la época en que Taxco impulsó la lucha revolucionaria suriana durante muchos años, “salían mil monedas de plata que el general Jesús H. Salgado le llevaba a Francisco Villa”, gracias a la colaboración de los mejores plateros de la región en ese entonces: don Paz Domínguez y Melitón Domínguez.
También, sobre William Spratling comentó su falta de éxito al inicio de su estancia en Taxco en 1934, cuando los principales plateros no quisieron colaborar en su taller y tuvo que empezar su labor con aprendices hasta que inició la venta de miles y miles de esclavas de plata al ejército de Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial “ahí es donde se va para arriba”.
Como parte de las festividades de la 75 Feria Nacional de la Plata, fue inaugurado el 4º Festival de la Cuetlaxochitl, La Flor de Noche Buena, patrimonio cultural de la humanidad en la época navideña que nació en Taxco. El festival constó de ponencias, muestra gastronómica, exposición de diseños florales y jardinería con sede en Casa Borda, el Museo de Arte Virreinal y la Catedral de Santa Prisca.
El presidente de la Sociedad Mexicana de la Cuetlaxochitl y Flor de Nochebuena, Cuauhtémoc Alejandro De la Peña García comentó la importancia de éste tipo de eventos culturales para reivindicar ante el mundo que el origen de la Flor de Noche Buena es taxqueño “se debe preservar el * germoplasma*, su base genética, para reiterar que la planta es de ésta ciudad y ahora es un símbolo de paz y unidad mundial”, expuso.