sábado, 21 de enero de 2012

De la prisión

Lo detuvieron el sábado y lo mataron el lunes…

De la prisión al Panteón, así

terminó su vida un taxista

 

Enrique García

 

DSC09495-2OLYMPUS DIGITAL CAMERADurante la madrugada del pasado sábado 14 de los corrientes fue detenido junto con un grupo de sujetos armados que se desplazaban en carros robados. Apenas 48 horas más tarde, su cuerpo fue encontrado sin vida, junto al de su padre, ambos acribillados a bordo de un vehículo Sentra en la colonia INFONAVIT de Iguala. Fue la historia del taxista taxqueño Fernando Garibay Díaz, de 34 años…

Un taxista que fue detenido durante la madrugada del pasado sábado junto con un grupo de individuos armados y que viajaban en vehículos con reporte de robo, resultó ser uno de los dos ejecutados en la colonia INFONAVIT de esta ciudad, durante la noche-madrugada del pasado lunes.

Tal como lo informó oportunamente El Diario de la Tarde, un grupo de individuos fuertemente armados que se desplazaban en dos vehículos con reporte de robo, uno de éstos taxi y el otro un Alttitude, fueron detenidos al pasar un retén policiaco instalado en la carretera Iguala-Taxco, a la altura de la comunidad de El Naranjo.

Los detenidos, puestos a disposición del Ministerio Público Federal por la portación de armas de uso exclusivo del Ejército Mexicano y del MP del fuero común por la posesión de los autos robados, fueron identificados como:

José Roberto Carrera Moreno, Jesús Bertín Cabrera Calderón, Carlos Julián Acosta Torres, José Antonio Sotelo Lugo y Fernando Garibay Díaz, todos ellos vecinos de la ciudad de Taxco de Alarcón.

No se supo más de los detenidos, hasta que el pasado lunes por la noche se registró una persecución y balacera en calles de la colonia INFONAVIT de esta ciudad, con saldo de dos hombres muertos, masacrados con “Cuernos de chivo”, y una mujer lesionada.

Luego se supo se trataba de una familia, en la que una de las víctimas, Fernando Garibay Díaz, de supuesta ocupación taxista, era uno de los cinco presuntos pistoleros que habían sido detenidos apenas el pasado sábado en El Naranjo. Quizá, en el pecado llevó la penitencia…