jueves, 22 de diciembre de 2011

Opinión

clip_image002

  El Otro Diciembre Negro          

Emilio Nahín Rojas Madero

Fredy Leyva Irra

 

clip_image004El 30 de Diciembre de 1960, las calles de Chilpancingo Guerrero se tiñeron de sangre cuando el entonces gobernador del Estado, Raúl Caballero Aburto dio la orden de disolver la huelga estudiantil de los universitarios de la UAG. Quienes simplemente exigían oportunidades de desarrollo y empleo. Hoy en las últimas semanas de este mes de Diciembre del presente año 2011, tal pareciera que la historia nos vuelve a alcanzar. ¿Realmente caminamos hacia el futuro ó hacia el pasado? En artículos anteriores como “La cuna árabe de la estampida humana”; argumentamos que la “Revolución de las Rosas” promovida por los jóvenes árabes ante la falta de oportunidades, pronto se expandiría por América. Y no se erro pues hoy ya cruzo el mar Mediterráneo, llegando a España, Francia y Grecia. Hoy ya se anclo en las calles de Washington DC. en Wall Street, pero por lo visto en México tendrá sus orígenes en Guerrero, si no se hace algo al respecto tan es así que la propia Organización de las Naciones Unidas (ONU) ya se hizo presente.

 

El pasado 12 de Diciembre del presente año 2011, por las calles de la capital en Chilpancingo; se realizo una marcha estudiantil encabezada por los Ayotzinapos (Estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa, Gro.). La cual fue difuminada por elementos policiacos del gobierno “federal” y sucedida por el Estatal. Dejando un saldo rojo: dos estudiantes asesinados. Hubo jefes policiacos sínicos, expresando que fueron órdenes del señor Gobernador; el de tener las calles limpias; lo que les abrió una coyuntura a los enemigos de Ángel Aguirre Rivero para exigir su destitución como primer mandatario Estatal. Hoy todo el mundo se encuentra asiendo “leña” del árbol caído (expresión del vulgo). No es nuestra intención el defender al señor gobernador; sino simplemente poner en evidencia a los verdaderos culpables de dicha condición social que dio pie a una masacre estudiantil tan reprobable.

 

Pues dicho fenómeno social muestra una barbaridad de atipicidades que ni a Hollywood con todos sus guionistas, se le hubiese podido ocurrir. La primera atipicidad es que los estudiantes de Ayotzinapa jamás habían marchado en un 12 de Diciembre; ¿Quién los incitó? ¡Quién fue maiceado para promoverla! Segunda atipicidad: una semana atrás el señor gobernador los recibió y habían llegado a acuerdos para enviarles apoyos como unidades móviles y hasta se les había hecho la propuesta de que el propio “Premio Sentimientos de la Nación 2011” el Dr. Pablo Sandoval Cruz fuese  director de su institución educativa. Si se había llegado a estos acuerdos de manera favorable y razonable ¿Por qué una semana después el propio gobernador daría la orden de acribillarlos? El error del gobernador fue dejarle las responsabilidades de solución a una incompetente Secretaria de Educación como Silvia Romero Suarez.

 

Parafraseando a Andrés Manuel López Obrador: aquí hay un complot. Alguien le ha tendido un “cuatro” al Gobernador de Guerrero. Ya se acercan las presidenciales y es preciso desprestigiar al perredismo, asesinar a priístas o panistas y cualquier otro político de peso que estorbe en el proyecto presidencial del 2012. Y destruir un bastión perredista como Guerrero es fundamental para la derecha en México. Esto pareciera obra de algún cacique guerrerense que fue destituido de la misma manera y quien tiene la experiencia de su derrota o de un priísmo débil en el Estado y por qué no, de una panismo. Hemos venido advirtiendo que los fenómenos sociales que se están dando son similares a los previos a la independencia y revolución de México, intentando hacérselo saber a los actores sociales; pero tal pareciera que prefieren marchar como simples borregos sordos en dirección al rastro (matadero), sin escuchar razones. Por lo que vemos la necesidad nuevamente de usar el medio escrito para hacerles ver sus errores, por el bien de Guerrero y nuestras familias.

 

Como ya lo comentamos anteriormente; los primeros elementos policiacos en abrir fuego fueron del rango federal, seguidos por los estatales. Sin embargo, todas las averiguaciones hechas por el gobierno de la república en este asunto, apuntaran en contra de Aguirre Rivero. Pues ¿Quién se apedrea así mismo? Aunado a ello, el gobierno federal bloqueo las fronteras de los estados colindantes con la entidad guerrerense; para evitar que estudiantes de las normales del resto del país intentaran llegar a la capital del Estado para solidarizarse y sumarse a la lucha estudiantil. Esto genero malos ánimos al interior de los grupos integrantes de la institución educativa y específicamente en las asambleas que sus estudiantes sostienen de manera constante para determinar las acciones a seguir. Pues una de las alas radicales de la normal rural de Ayutzinapa está promoviendo la lucha armada en contra de los gobiernos sin distinción de colores partidistas y la otra, la más pacifica a expresado el bloqueo general de las fronteras de Guerrero para evitar la entrada de todos los candidatos presidenciales a Guerrero; así sea el propio Andrés Manuel López Obrador.

 

El verdadero culpable de que los estudiantes de la normal rural de Ayotzinapa y nos atrevemos a asegurar que del resto del país, no es otro que el Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación (SNTE). Los normalistas han buscado a los diversos niveles de gobierno para que éstos les acrediten plazas, sin embargo solo han sido víctimas de mutismo absoluto y hasta del cinismo y la burla de secretarios sindicales como Emiliano Díaz Román. Pues abusando de ser sindicatos, han amedrentado a gobiernos desde tiempos inmemorables y ello les ha permitido ocupar escaños en la administración pública secuestrando las secretarias de educación en el país, convirtiéndose así en juez y parte. Cuando los gobiernos liberan plazas, ellos son los primeros en enterarse y por consecuencia son quienes las acaparan y al ser gobierno únicamente las reparten entre sus compañeros sindicales y no de todos, sino de aquellos que son “compadres, “amigos” o “cuates”. El resto de las plazas son vendidas en el mercado negro con valor de hasta $200 mil pesos (M/N). Con un sindicato así ¡Los normalistas jamás llegaran a tener plaza algún día! Luego entonces ¿Quién es su verdadero enemigo? ¡El gobierno o un sindicato corrupto y acaparador!

 

El pasado mes de Septiembre, la Secretaría de Educación a cargo de Silvia Romero Suarez  le entrego al secretario general del SNTE Emiliano Díaz Román, un total de 465 plazas. ¿Dónde quedaron? ¿Qué fin tuvieron? Lo que más rabia le da a uno, es ese cinismo con que el SNTE hoy sale a las calles en apoyo a los normalistas, cuando se ha burlado de ellos, pues cuando los ayoztinapos les solicitan que les otorguen o les apoyen con algunas plazas, la respuesta sindical de Emiliano Díaz ha sido –“Aquí no es beneficencia, sigan participando presentando sus exámenes y suerte para la próxima”–. Hoy el SNTE se dice ser el súper héroe, el paladín de la justicia, el defensor de los desprotegidos. Pero por la espalda solo hunde más y más el cuchillo de la traición, da asco ver tanto cinismo e hipocresía sindical del enemigo número uno de los egresados de las normales en el país. Hoy los enemigos de Ángel Aguirre Rivero se dan un festín sin importar que estén orillando al Estado de Guerrero hacia una insurgencia.

 

Por otro lado existen partidos de “izquierda” que no han hecho pronunciamiento alguno de los hechos. Pero también aprovechamos para hacer una aclaración. Las organizaciones de lucha social, todo el tiempo han criticado la falta de participación de los partidos políticos; lo mediocre es que cuando éstos se acercan, las organizaciones piden que no se presenten como partidos, para que la lucha social no se “politice”. Por fin ¡quieren que los partidos participen o no! Por lo que muchos militantes partidistas de manera educada adquieren nombres inventados de organizaciones sociales fantasmas para poder participar. Ángel Aguirre Rivero es culpable, pero de haber sido tolerante con un gabinete incompetente y plagado de ineptos como Ramón Almonte Borja y Alberto López Rosas. Pues no diseñaron sistemas de inteligencia que los mantuviere al tanto de cualquier anormalidad del personal se seguridad o de posible traición y sublevación. Éstos solo fueron funcionarios de fotografía y cafés; mas no de acciones.

 

En materia de educación, fue un error del gobernador dejar a una funcionaria servilita como Silvia Romero, quien prefirió hincársele al SENTE; que darle solución a las demandas de los jóvenes normalistas, a quienes los vio de insignificantes, hoy dos de ellos están muerto y el “pequeño” conflicto dejo la insignificancia, pues hoy pende de un hilo la cabeza de su jefe mayor. Es Silvia Romero quien debe ser destituida de manera inmediata y con ella Nicanor Adame (quien prefirió huir por una senaduría), Ricardo Moreno Arcos y los Delegados Regionales quienes se amafiáron con el SNTE. Si la familia Aguirre Herrera es consiente; en este momento deben estar odiando a los anteriormente mencionados y al SENTE; pues son los verdaderos culpables de la masacre y de las condiciones insurgentístas por las que el Estado de Guerrero esta transitando actualmente.

   

Comentarios:

romaen73@hotmail.com