jueves, 6 de octubre de 2011

portada

Implementarán en Guerrero operativo similar al de Veracruz

Por cielo, mar y tierra, la lucha

contra el crimen organizado

aguirre rivero El gabinete de seguridad del gobierno federal suscribirá hoy la estrategia para atacar el problema de la violencia en Guerrero, operativo que incluirá puntos similares a Veracruz Seguro, anunció el gobernador Angel Aguirre.

El gobierno federal implementará en Guerrero un operativo similar al de Veracruz Seguro, anunciado la víspera por el Gabinete de Seguridad Nacional, que incluye despliegue de fuerzas federales por aire, mar y tierra para enfrentar a los grupos criminales que operan en la entidad.

El gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre, sostuvo ayer encuentros privados con el Presidente Felipe Calderón y con el secretario de Gobernación, Francisco Blake; a mediodía, Alejandra Sota, vocera de la Presidencia de la República, adelantó que el Operativo para Guerrero será anunciado este jueves. 

Anoche, el Gabinete de Seguridad Nacional y el gobernador Aguirre sostuvieron un encuentro en el que acordaron fortalecer los mecanismos de coordinación y las acciones conjuntas que permitan disminuir los índices de violencia y los delitos comunes que más afectan a Guerrero, particularmente en Acapulco. 

En el encuentro, informó Gobernación, se fijaron las bases para una mayor colaboración en favor del incremento de las capacidades de respuesta ante el crimen en el corto y mediano plazo. “Las estrategias incluyen acciones para disminuir la incidencia de los delitos que más agravian a los guerrerenses, como el homicidio, secuestro, extorsión, así como el narcomenudeo y los efectos que traen aparejados.

“A todo lo anterior, se sumó el compromiso de fortalecer las acciones, también coordinadas, para el fortalecimiento del tejido social, así como los elementos y programas preventivos”, precisó la dependencia. 

El gobierno del presidente Felipe Calderón, a través de la Secretaría de Gobernación, reiteró su compromiso de apoyar con fuerzas federales, “de manera subsidiaria y temporal”, a las entidades que lo requieran. 

“Siempre y cuando, los gobiernos estatales y municipales asuman su compromiso de llevar a cabo las acciones necesarias para escalar su fuerza y desarrollo institucional”. 

Entrevistado en Los Pinos, Aguirre propuso un plan integral contra la criminalidad en su estado para el que requiere 2 mil millones de pesos. 

El despliegue federal en Guerrero quedaría a cargo de la Secretaría de Seguridad Pública federal que encabeza Genaro García Luna. 

El gobernador Aguirre señaló a su salida de la residencia presidencial:

“Sostengo que la violencia no sólo se le detiene con más armas o más policías. Tenemos que poner en marcha un programa de reactivación económica, de hoteleros, restaurantes, pequeños prestadores de servicios al menos que durante dos meses puedan recibir respaldo del gobierno federal”. 

La semana pasada, Alejandra Sota anunció que reforzarían operativos en Veracruz, Guerrero y Coahuila, que se irán dando a conocer. La Secretaría de Gobernación confirmó que el operativo similar podría anunciarse hoy.

Acuerdo por la paz

Aguirre precisó que los 2 mil millones de pesos que requiere su plan también contaría con recursos estatales. “Hace un momento el presidente (Calderón) me dijo que hay esa disposición de enviar más elementos de Policía Federal, del Ejército y la Marina”. 

Al preguntarle si pedirá patrullajes, Aguirre respondió que “vamos a solicitar aquellas acciones que contribuyan a brindar un mejor clima de seguridad, incluido el de la participación de la sociedad. La próxima semana firmamos un gran acuerdo por la paz y convivencia en Guerrero, con organizaciones sociales, maestros, empresarios”. 

Gobernación precisó que en el encuentro de Aguirre con el Gabinete de Seguridad Nacional se analizaron diagnósticos tanto de los fenómenos criminales, como del estado de fuerza y desarrollo institucional de las corporaciones responsables de la seguridad y procuración de justicia. 

“Ambos órdenes de gobierno coincidieron en la urgente necesidad de acelerar el paso en los procesos de depuración, reclutamiento y control de confianza de los miembros de las instituciones estatales responsables de hacer valer la ley y combatir la impunidad”.