jueves, 6 de octubre de 2011

portada

Emite recomendación la CNDH al gobierno de Guerrero

Personal médico de Hospital en Taxco,

responsable de la muerte de una bebé

De la Redacción

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió una recomendación al gobierno de Guerrero, por las irregularidades en el servicio de un hospital de Taxco -dependiente de la Secretaría de Salud estatal- que derivaron en la muerte de una recién nacida, por lo que además presentará una denuncia penal contra el personal médico implicado.

En su  Recomendación 53/2011 el organismo nacional acreditó violaciones a los derechos a la protección a la salud y a la vida de la víctima, por lo que pidió al gobierno de Ángel Heladio Aguirre, entre otras disposiciones, que pida al personal médico de la institución que muestre las certificaciones que muestran que tienen la capacidad para ofrecer sus servicios.

Por medio de un comunicado el organismo nacional dio a conocer las conclusiones de la investigación que inició por los hechos ocurridos el 25 de mayo de 2009, por la muerte de una recién nacida en el Hospital General Adolfo Prieto, ubicado en Taxco de Alarcón.

Detalló que una mujer con 39 semanas de embarazo llegó al nosocomio y no fue atendida por el médico adscrito al servicio de ginecobstetricia, sino que una médico interna de pregrado, "sin la autorización respectiva, determinó que la paciente fuera llevada al quirófano para extraer el producto".

También se documentó que "la menor presentaba cordón umbilical expuesto y no se tomaron las medidas que evitaran una asfixia. A pesar de que se efectuaron labores de resucitación, el daño que sufrió la recién nacida fue irreversible y falleció".

El caso fue investigado en primera instancia por la Comisión de Derechos Humanos estatal, y al ser revisado por el organismo nacional, se ratificaron las violaciones a las garantías de la víctima. 

La CNDH solicitó  al gobierno de Guerrero "que acepte y de cumplimiento total a la Recomendación", que diseñe e imparta cursos integrales de capacitación tanto en materia de derechos humanos como en lo relativo a la observancia de las Normas Oficiales Mexicanas en materia de salud.

También dispuso que el gobierno de Aguirre exhorte al personal médico del hospital implicado para que entregue copia de la certificación y recertificación que tramiten ante los Consejos de Especialidades Médicas "con la finalidad de que demuestren tener la experiencia y conocimientos suficientes para brindar un servicio adecuado"; además de que los médicos internos de pregrado deberán  conocerlos criterios, manuales y normas a los que deben apegar su actuación.

El organismo también pidió al gobierno estatal que colabore en la denuncia que se presente ante la Procuraduría de Justicia y la queja que se promueva ante la Contraloría Interna del estado; así como que tome medidas para garantizar que los expedientes clínicos generados se encuentren debidamente integrados, conforme lo establece la legislación nacional e internacional en la materia.