martes, 25 de octubre de 2011

portada administrador

Sigue haciendo de las suyas el administrador del Mercado…

¡Monroy, represor!

* Golpeó, amenazó y pretendió desalojar de su local a comerciante y sus hijos…

* Todo, por no haberse podido “clavar” 25 mil pesos; increíble que siga en el cargo…

Juan Carlos Mazón

monroyLa comerciante Adela Jacobo Castrejón acusó al administrador del Mercado Municipal “Adrián Castrejón”, Jesús Rodríguez Monroy, de haberla golpeado a ella y a sus hijos, además de amenazarla y pretender desalojarla de su local comercial, tan sólo por no haber permitido que el nefasto funcionario se “clavara” 25 mil pesos…A los actos de corrupción y deshonestidad cometidos por el todavía administrador del Mercado Municipal “Adrián Castrejón”, Jesús Rodríguez Monroy, habrá que agregar ahora los cargos de prepotente, represor, abuso de autoridad, lesiones, amenazas y los que resulten, por lo que se considera increíble que el Presidente Municipal Raúl Tovar Tavera mantenga en el cargo a este nefasto “servidor público”.

De acuerdo al relato de la agraviada, Adela Jacobo Castrejón, fue la tarde de ayer cuando a sus locales comerciales (29 y 30) de la ampliación del tianguis, llegó el citado administrador montado en cólera.

La comerciante Adela se encontraba en compañía de sus hijos Antonio y Liliana Albino Jacobo, lo que no importó al prepotente funcionario, quien empezó a insultarla y a exigirle que sacara sus cosas de dicho local comercial.

Como la señora no hizo caso a la orden del administrador, éste aventó a su hijo, a quien además amenazó con mandarle a la Policía Ministerial “para que lo golpearan”, y luego aventó también a la jovencita hija de la comerciante, misma que cayó y resultó lesionada.

Para fortuna de la señora Adela en ese momento llegó el abogado Roberto Castilleja, quien enfrentó al prepotente administrador y lo retó para que fuera él quien sacara las cosas de la señora, en presencia de varios comerciantes que recriminaron la acción violenta de Rodríguez Monroy, quien optó por retirarse del lugar “con la cola entre las patas”.

Todo lo anterior, según se comentó en el lugar de los hechos, se debe a 25 mil pesos que el administrador se había “clavado” por concepto de “gestoría”, según él, por la venta de un local que la señora Adela Jacobo había convenido con la señora Leonarda Arteaga Guevara.

Por lo anterior es que mucho se duda que el Presidente Municipal Raúl Tovar Tavera pueda mantener en el cargo a personajes tan corruptos y nefastos como Jesús Rodríguez Monroy, cuya lista de “milagritos” es más que suficiente para poner a trabajar a la afilada guillotina del alcalde igualteco.