lunes, 3 de octubre de 2011

policiaca

De uno encontraron la osamenta…

¡Aparecen secuestrados!

* Logra estudiante escapar de sus captores…

Enrique García

Tal como en su oportunidad se dio a conocer en El Diario de la Tarde, sobre el secuestro y “levantones” de conocidos igualtecos, el pasado fin de semana se dio a conocer sobre el hallazgo de una osamenta humana que más tarde fue identificada como una de las personas que se encontraban privadas de su libertad.  Asimismo, un estudiante de bachillerato logró milagrosamente escapar de sus captores, regresando sano y salvo a su domicilio, luego de haber sido privado de su libertad.

Del primer caso trascendió que la víctima había sido secuestrada desde hace aproximadamente un mes, trascendiendo que familiares habían entregado dinero por el rescate o liberación de su ser querido.

Sin embargo, pese a ello, los presuntos plagiarios no entregaron con vida al secuestrado, sino que hasta el pasado fin de semana al intensificar las labores de búsqueda fue localizada una osamenta humana que más tarde fue identificada como la víctima de dicho secuestro.

En cuanto al estudiante que en forma por demás milagrosa logró escapar de sus captores, se trata de Juan Manuel Bustos Kido, alumno del Bachillerato “José Vasconcelos”, mismo que se encontraba desaparecido desde el pasado jueves.

De acuerdo a la denuncia presentada por la señora Rocío Itaruko Kido Miranda, madre del menor agraviado, manifestó que el pasado jueves 29 de septiembre su hijo Juan Manuel, de 18 años de edad, salió de su casa para dirigirse a la escuela “José Vasconcelos”.

Como no regresó a casa, decidió buscarlo investigando con sus compañeros,  quienes le dijeron que sí se había presentado a clases, que había presentado un examen de última hora, pero que no sabían nada de su paradero, por lo que siguió buscando en otros lugares, pero nadie le daba información.Por ello decidió denunciar ante las autoridades la extraña desaparición de su hijo.

Pero resulta que el pasado sábado el joven estudiante llegó a casa, asegurando que un amigo lo invitó para que lo acompañara a Rincón de la Cocina, ya que a un familiar se le había descompuesto su carro y lo llevaría a un mecánico, por lo que aceptó y se fueron a ese lugar en un “vochito” color blanco.

Dijo que pasaron a comprar cervezas, y al buscar a la persona con el carro descompuesto, en el camino unos sujetos armados los interceptaron y les robaron sus pertenencias.

Que luego a él se lo llevaron a un cerro ubicado en Rincón de la cocina, donde lo mantuvieron encadenado a un árbol, donde lo vigilaban y le deban de comer, pero lo dejaron solo y aprovechó para escapar y en una camioneta le dieron un "raid" y así llegó a Tepecoacuilco. Posteriormente un señor lo llevó a Rancho del Cura y hasta le dio dinero para la combi.

De esta forma, dijo, es como llegó a la ciudad y luego a su casa, donde relató a sus familiares lo ocurrido, y posteriormente decidieron denunciar el caso ante el ministerio público y la Policía Ministerial para iniciar las investigaciones del misterioso caso…