miércoles, 19 de octubre de 2011

policiaca

Autoridades guardan lógico hermetismo…

Alerta máxima por

el enfrentamiento

entre sicarios y PFP

*  Piden no transitar por la carretera a Paso Morelos…

Agencias

Pese al lógico hermetismo que las autoridades guardan al respecto, luego del enfrentamiento registrado ayer entre los límites de los estados de Guerrero y Morelos, se mantiene una alerta máxima ante el temor de posible ataques de la delincuencia organizada, a consecuencia de estos hechos.

 POLI4 Incluso, la alarma y el temor mantiene en zozobra a poblaciones pertenecientes al municipio de Huitzuco, donde se han recrudecido los hechos violentos, a consecuencia de la supuesta disputa de la plaza por parte de grupos antagónicos del crimen organizada.

Autoridades advierten a automovilistas de la peligrosidad que representa en estos momentos circular por la carretera de Paso Morelos, donde incluso se advierte la posibilidad de balaceras a consecuencias de los enfrentamientos entre grupos de sicarios del crimen organizado y las fuerzas armadas que han sido alertadas por la presencia de estos grupos delictivos.SE ENFRENTAN SICARIOS Y PFP’s

Una impresionante movilización de militares y policías federales se registró desde ayer a partir de las 13:30 horas en la zona de la montaña de Tlaquiltenango, en el vecino estado de Morelos, a un kilómetro aproximadamente del balneario "Las Huertas", donde incluso se hablaba de un enfrentamiento entre policías y sicarios con saldo de varios muertos y heridos, aunque posteriormente se reveló que algunos desconocidos habrían disparado en contra de policías municipales y habrían dejado abandonados en la zona una camioneta y un automóvil compacto, todo lo cual no ha sido confirmado por las autoridades competentes.

Los policías locales solicitaron el apoyo de policías federales y algunos de ellos que se encontraban en Paso Morelos, en los límites de Morelos con Guerrero, habrían llegado rápidamente a auxiliar a los municipales, luego de que trascendió que por igual los federales perseguían a unos desconocidos que al pasar a bordo de un vehículo les habrían disparado sin mayores consecuencias.

Hasta entrada la tarde de ayer, en medio del hermetismo de las autoridades municipales y federales, insistían en que únicamente realizan operativo presencia en la zona y la instalación de puntos estratégicos de revisión, pero sin mayores detalles.

Sin embargo, se tenía el antecedente que durante la madrugada de hoy, muy cerca de esa zona y la Autopista del Sol, a la altura del kilómetro 145, se había encontrado abandonada una camioneta Nissan Estaquitas con placas HA-97346 del estado de Guerrero, que presentaba al menos 30 impactos de bala calibre 7.62 y nueve milímetros.

Inicialmente algunos testigos del hecho a la hora de notificar de esto a las autoridades federales, afirmaron que dentro de la camioneta había un cuerpo humano, pero al llegar a investigar policías federales y personal de CAPUFE, sólo encontraron la camioneta abandonada y en su interior manchas de sangre.

Trascendió incluso que esto podría ser parte de un operativo policiaco de elementos del Estado de Guerrero, que habrían llegado a Morelos la noche de este lunes, pero nada se confirmó.

ASEGURAN “CUERNOS DE CHIVO”, CARGADORES, CARTUCHOS Y VEHICULOS…

Dos fusiles de asalto AK-47, cargadores y cartuchos útiles, así como dos vehículos asegurados, fue el saldo de un enfrentamiento entre elementos de la Policía Federal (PF) y presuntos integrantes de un comando armado, en la Autopista México-Acapulco, en los límites entre Morelos y Guerrero.

De acuerdo con datos extraoficiales, a pesar del enfrentamiento no hubo personas lesionadas ni muertas.

Los hechos se suscitaron ayer, a las 14:00 horas, cuando por la autopista antes mencionada transitaba un comando armado en aproximadamente 7 vehículos que viajaban en convoy con dirección hacia Acapulco.

Fue a la altura del kilómetro 150, en el tramo conocido como Paso Morelos, en donde agentes federales intentaron marcarles el alto, pero los presuntos sicarios no acataron la orden y abrieron fuego contra las unidades.

Ante dicha situación, los efectivos federales abrieron fuego contra los vehículos en donde viajaba el comando armado y persiguieron a los presuntos sicarios, al mismo tiempo que solicitaron el apoyo de más elementos.

Tras ser perseguidos, los presuntos sicarios se internaron en un camino de terracería, en donde lograron penetrar a la zona boscosa de la localidad para perder a los agentes federales.

Sin embargo, en su huida, los sicarios abandonaron una camioneta Nissan-X-Trail, blanca, sin placas, con reporte de robo, y un automóvil Nissan Sentra blanco.

Al ser revisados los vehículos por agentes federales, en el interior fueron encontrados dos “cuernos de chivo”, cargadores y varios cartuchos útiles.

Informados de lo ocurrido, elementos del Ejército, policías federales, municipales y estatales peinaron la zona a pie y por aire en busca de los presuntos sicarios, quienes hasta el cierre de esta edición no habían sido detenidos.

ALERTA MAXIMA EN PASO MORELOS…

Los conductores que transitan con rumbo a Acapulco deben hacer alto total 20 kilómetros antes de la caseta de Paso Morelos, a consecuencia del enfrentamiento entre Policías Federales y sicarios se registró ayer a la altura del kilometro 150 de la Autopista México-Cuernavaca, en el sentido al puerto de Acapulco, lo que desató una fuerte movilización en este punto, donde se encuentra el límite territorial entre Morelos y Guerrero.

Los hechos se registraron alrededor de las 14:00 horas, cuando según los reportes extraoficiales, un convoy de sicarios pasó a toda marcha con vehículos sin placas, justo en este punto conocido como una zona de silencio en telecomunicaciones.

En este lugar dos vehículos les cerraron en paso a los policías para permitir que el resto huyera, sin embargo los ocupantes de las dos camionetas abandonadas se internaron en los montes cercanos a la autopista y se perdieron en la vegetación.

En tanto los vehículos que huyeron se internaron en las múltiples veredas que salen de la autopista, las cuales permiten ingresar de caminos rurales a esta vía de comunicación lo cual permite la operación de bandas dedicadas al robo de autos y secuestro en dicha carretera.

Una media hora después de los hechos, al lugar llegaron soldados quienes hicieron reconocimiento del terreno a pie, así como elementos de la Policía Federal y del estado quienes peinaron la zona y se internaron al monte.

En apoyo de los policías llegaron dos helicópteros, uno de la Policía Federal y otro más del gobierno de Morelos, quienes desde el aire apoyaron la persecución que se prolongó por varias horas en la zona limítrofe.

Hasta ayer no se había reportado heridos, ni bajas en el operativo y solamente se aseguraron los dos vehículos sin placas con los cuales cerraron el paso a los federales.

En las casetas de Alpuyeca en Morelos y Paso Morelos en Guerrero, se advertía a los automovilistas para que no se pararan en esta zona de la autopista y siguieran su marcha hasta llegar a cada las casetas, y se les prevenía sobre posibles balaceras en la zona.