lunes, 10 de octubre de 2011

opinión

Del balcón al sótano

Eduardo Albarrán Orozco

Del balcón.

Hace unos días publiqué que Miguel Ángel Orduña, ex director de CAPAMI recientemente destituido del cargo por instrucciones del alcalde Raúl Tovar Tavera, por problemas de eficiencia, según las declaraciones del alcalde en las notas publicadas, estaría como asesor del alcalde y que seguramente seguiría cobrando en la nómina. Así estila hacer los despidos Tovar Tavera.

Sin embargo este jueves me encontré a Orduña en el pasillo del palacio municipal y me comentó que en definitiva ya no cobra en el gobierno municipal y que estará “como asesor de mi propio proyecto”, que es el del rescate integral del río San Juan. Proyecto que es el principal compromiso de campaña de Tovar Tavera y que, al parecer, por el tiempo y la falta de dinero, se desconfía su realización.

Miguel Orduña me comentó que ha trabajado para este proyecto “que es totalmente mío y demuestra mi capacidad”, y rechazó que sea imposible realizarse, aunque reconoció que se necesita dinero.

La detención de los supuestos responsables de la muerte del diputado federal Moisés Villanueva y de su chofer Erick Estrada, es una muestra de que sí es posible encontrar a responsables de un crimen. Así lo hubieran hecho con el crimen de Armando Chavarría Barrera y con otros más.

Erick Catalán ha colocado varios espectaculares de campaña por la alcaldía. El IEEG ha dicho que no hará nada, a menos que haya una denuncia. Tiene razón Lázaro Mazón cuando dice que el IEEG es “la venadita”, porque no ve nadita de nada. No hay peor ciego que el que no quiere ver. O ¿De a cómo es la venda de los ojos?

  Del sótano.

Con la llegada de un médico a CAPAMI no hay garantía de nada. “Zapatero a tus zapatos”, dice un refrán. No será falta de voluntad, sino de conocimientos técnicos. No creo que pretenda ponerle curitas a las fugas de agua.

Por otra parte el médico, ahora director de Capami, llega en condiciones favorables, con menos problemas y por lo tanto recibirá menos críticas.

Las lluvias ya se han terminado, el agua se irá asentando y por lo tanto ya no llegará achocolatada a las casas. Varias de las obras necesarias por hacer, se hicieron con Orduña. Tal vez no todas las necesarias. 40 años de atraso en las redes hidráulicas, la falta de drenaje pluvial, la aplicación de malos materiales en administraciones anteriores (de todos los colores), no se resuelve en un período de gobierno. Es un problema de planeación democrática y de honradez en el uso de los recursos públicos.

Capami siempre ha sido una caja chica. De ahí salieron recursos para la colonia 24 de Febrero. Para hacer una casa y una calle.

Los actuales regidores del PRD sólo piensan en sus intereses y como varios quieren ser diputados (jajajajajajaja), han llegado a acuerdos con Tovar Tavera para que éste les otorgue recursos para quedar bien con dinero del erario.

“Dime con quién andas y te diré quién eres”, reza un refrán. Es posible que varios de los suspirantes a la alcaldía de Iguala sean buenas personas. Que tangan buenas intenciones y buenos deseos. Pero quien se junta con personajes como Bernardo Cayetano y sus huestes, ¡no manchen que es ropa limpia!

Pero también hay otros personajes similares. Está Nicolás Guerrero y los hermanos Pineda.

La verdad, estimado lector, como escribiera un amigo, ya no hay mucho de donde escoger. Necesitamos gobiernos que trabajen para nosotros, para la comunidad, gobiernos justos y, sobre todo, honrados en el manejo y aplicación de los recursos públicos. Pero eso no va a ser posible con listas de regidores en las que los que encabecen sean vividores de las necesidades de la gente más pobre. Si un candidato es bueno, como persona, se va a contaminar con las compañías negativas. Así ni para ir a votar.