jueves, 20 de octubre de 2011

Opinión

COMENTARIOS CITADINOS

Alfonso Beltrán Mora

* Las reliquias de Juan Pablo unieron al pueblo igualteco.

* La invasión de tierras, negocio redondo.

* Buen trabajo de Eduardo Román y Leopoldo Arroyo.

* Los combieros violentan Reglamento de Tránsito.

* Casa de campaña de Justino Carvajal Salgado.

Otra vez con ustedes amables lectores, para comentarles que, la sangre y los utensilios personales de Juan Pabloe II, ahora beatificado, que en caravana recorrieron las calles de la ciudad hasta llegar a la Iglesia de San Francisco de Asís, unió al pueblo de Iguala. Personas católicas y no católicas presenciaron su recorrido con devoción y respeto. No cabe duda que la fe mueve montañas y ahora aquí el milagro de ver unido al pueblo igualteco en tiempos de crisis de valores y de violencia desatada. Los mexicanos y los guerrerenses en particular creen en San Juan Pablo II, como él en vida creyó en los mexicanos… La invasión de tierras en Iguala resulta un negocio a corto, mediano y largo plazo. De si hay tibieza en la autoridad, luego hay muchas tierras ociosas y si a esto le agregamos a los falsos redentores que se autonombran luchadores sociales, pero que en su momento el tristemente recordado ex gobernador de Guerrero, Zeferino Torreblanca Galindo, los llamó lucradores sociales, se convierte en un problema grave equiparado con el narcotráfico y el secuestro. La Cámara de diputados debe legislar al respecto, para que el delito de despojo y la venta ilegal de terrenos se castigue con más severidad. En tanto, el cabildo igualteco debe como cuerpo colegiado tomar las decisiones pertinentes para evitar ese tipo de delitos que trastocan la vida municipal… Eduardo Román Jaimes, secretario general de gobierno, y Leopoldo Arroyo Torres, secretario particular del alcalde, se han convertido en los brazos del Presidente municipal Raúl Tovar Tavera, pues en su ausencia han resuelto problemas de invasiones de tierras, exigencia de obra pública, hasta problemas de bienes y servicios públicos, así como lidiar con los flojos regidores que no quieren asistir a cabildo. No hay duda, estos personajes se están preparando para un cargo de elección popular… Unos dicen que por diez pesos diarios que les dan a los agentes de tránsito, otros dicen que están protegidos por su líder Mario Ocampo, lo cierto es que los combieros siguen provocando severos congestionamientos sobre la calle Galeana, al doblar por Leandro Valle o mal estacionarse en la esquina de Galeana y Matamoros. Por ello urge que el alcalde Raúl Tovar indique poner orden en ese espacio vial. No tiene caso el haber pavimentado esa calle para que los combieros provoquen la anarquía… Sobre la calle de Aldama, casi esquina con Negrete, Justino Carvajal Salgado abrió su casa de campaña donde propone a sus adversarios políticos abrir un debate para que expongan sus propuestas de gobierno. Desde luego que nadie aceptará, pues Justino tiene tablas de sobra, además de que por algo le llaman “El Rey de las Encuestas”… Y hasta el próximo comentario, milagroso, redondo, trabajado, violentado y con casa.