jueves, 29 de septiembre de 2011

Portada

Concesiona la SSA SEMEFO a empresa igualteca

Violentas y por arma de fuego, la

mayoría de muertes en Guerrero

Rodolfo Soto Parra

DSC03622 El secretario de salud, Lázaro Mazón Alonso, inauguró las instalaciones del Servicio Médico Forense en Iguala, ubicadas a la altura de la comunidad de Rancho del Cura. (Foto: RSP).

El secretario de salud del gobierno estatal, Lázaro Mazón Alonso, inauguró ayer las nuevas instalaciones del Servicio Médico Forense (SEMEFO) en el municipio de Iguala, que fueron concesionadas a una empresa funeraria particular ubicada sobre la carretera federal a Chilpancingo, frente a la comunidad del Rancho del Cura, donde el director general, Keynes García Leguízamo, informó que las principales causas por defunción en la entidad son por muertes violentas y heridas producidas por proyectil de arma de fuego.

Previo al evento protocolario, García Leguízamo comentó que hasta el día martes se estaba trabajando de una manera insuficiente por el aumento de cadáveres que han ingresado al SEMEFO en Iguala, toda vez que no se tiene presupuesto asignado para funcionamiento y las necesidades se cubren a través de la subsecretaría de regulación, control y fomento sanitario dependiente de la Secretaría de Salud.

Detalló que la unidad del SEMEFO de Iguala da servicio a los municipios aledaños de Taxco, Teloloapan, Arcelia, Altamirano, Coyuca de Catalán y Tlapehuala. El Servicio Médico Forense en el año 2009 en todo el estado realizó 709 necropsias, en el año 2010 hizo 1010 necropsias y en la actualidad a la fecha llevan mil 500 necropsias realizadas en todo el estado, por lo que se vio en la necesidad de habilitar estas nuevas instalaciones.

Explicó que el Servicio Médico Forense sigue siendo parte del organigrama de la Secretaría de Salud que cuenta con tres unidades para el servicio del estado ubicadas en los municipios de Acapulco, Chilpancingo e Iguala, las cuales cuentan con 23 médicos, 2 especialistas en medicina forense, 2 especialistas en cirugía general, 2 en la especialidad de patología, 1 en la especialidad de anestesiología y 16 médicos cirujanos, 2 químicos, 3 trabajadores social, 7 auxiliares administrativos y 28 ayudantes de autopsia de los cuales destacan 2 mujeres, 3 choferes y 3 elementos de limpieza.

Añadió que el entonces gobernador José Francisco Ruiz Massieu, transfirió el SEMEFO de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), a los Servicios Estatales de Salud para que éste se hiciera cargo de la coordinación y administración de las actividades que realiza dicho servicio donde destacan las necropsias, reconocimientos médicos externos, estudios químicos toxicológicos, estudios hisopatológicos, levantamientos cadavéricos en el lugar del hallazgo, exhumaciones e inhumaciones de los cadáveres que no fueron identificados por familiares.