jueves, 29 de septiembre de 2011

policiaca

Terminó en tragedia la Fiesta de San Miguel Arcángel…

¡Cayeron los asesinos de

San Miguel Tecuiciapan!

* Los mismos habitantes del pueblo los capturaron y entregaron a la Policía

* Viejas rencillas en Estados Unidos, la causa del mortal enfrentamiento, dicen

Enrique García

Asesinos PRESUNTOS HOMICIDAS: Gerardo Esteban Pillado, de 20 años de edad; Javier Díaz Morales, de 21; Venustiano Bartolo Casiano, de 25; Ramiro Guzmán Casiano, de 19 y José Melesio Ortiz, de 27, todos originarios y vecinos de San Miguel Tecuiciapan, fueron detenidos como presuntos responsables de la muerte de Anastacio Bartolo Nicanor y José Luis Galicia Villalobos. (Fotos: DDLT).

Viejas rencillas desde que se encontraron en los Estados Unidos de Norteamérica, son al parecer la causa principal de la sangrienta y fatídica riña suscitada la mañana de ayer en la vecina comunidad de San Miguel Tecuiciapan, municipio de Tepecoacuilco, que dejó un saldo inicial de dos muertos y cinco detenidos como presuntos responsables del doble homicidio.

Lo cierto es que las fiestas en honor a San Miguel Arcángel se tiñeron de rojo y alcanzaron la tragedia por la muerte de dos vecinos de ese lugar: Anastacio Bartolo Nicanor, de 72 años de edad, y José Luis Galicia Villalobos, de 27, quienes recién habían llegado a su pueblo procedentes del vecino país del norte, sin imaginar lo que estaba por ocurrirles.

La noticia de su llegada al pueblo corrió como reguero de pólvora, en especial entre quienes se consideraban sus enemigos y con quienes habían tenido problemas en la unión americana.

Por ello, se presume, al calor de las copas los presuntos rivales de Anastacio y José Luis, planearon darles muerte, antes de que aquellos se les adelantaran y los privaran de la vida a ellos.

Fue así como consiguieron las armas para enfrentar a sus rivales: una retrocarga y una navaja, con la cual salieron en busca de los dos recién llegados “gabachos”. Esto es, la madrugada del pasado miércoles.

Poco después de las cinco de la mañana de ese día, el pueblo se sobresaltó con la noticia de los dos cadáveres encontrados en pleno centro de la comunidad, tendidos en la calle y en medio de un gran charco de sangre. Uno con retrocargazo en el abdomen y el otro “cosido” a puñaladas…

De inmediato el pueblo se organizó y antes de que los familiares de los agraviados se hicieran justicia por su propia mano, el Comisario municipal dio parte a las autoridades, por lo que al lugar acudieron elementos de las Policías Municipal de Tepecoacuilco, Estatal y agentes de la Policía Ministerial de Iguala al mando del Comandante José Luis Becerril, quienes evitaron el linchamiento de los detenidos y se los trajeron detenidos a esta ciudad, donde por cierto “la hicieron mucho de emoción” para presentarlos ante los medios, como si a ellos se les debiera su captura. En fin…

Así las cosas, los detenidos como presuntos responsables del doble homicidio son: Gerardo Esteban Pillado, de 20 años de edad; Javier Díaz Morales, de 21; Venustiano Bartolo Casiano, de 25; Ramiro Guzmán Casiano, de 19 y José Melesio Ortiz, de 27, todos originarios y vecinos de la misma comunidad, miembros de una banda que se dice operó como tal en los Estados Unidos, donde tuvieron problemas con los ahora occisos y no les fue muy bien…

De acuerdo las primeras versiones, se sabe que los detenidos sólo declararon que no se acordaban bien de lo sucedido, ya que todos estaban bajo el efecto del alcohol, por lo que al cierre de esta edición todavía estaban en espera de su declaración ante el ministerio público.